viernes, 6 de mayo de 2016

Venezuela. ¿Dónde están las medicinas?

Hablando de Daimons, oscuros y orgas, creo que se encontrarán con que unos cuantos si no la mayoría de los dirigentes de Venezuela son de esta especie. Entidades que solo desean el poder, y que se olvidan de las personas, pues como dijo un amigo: 


La segunda característica es su falta total de consideración externa. Ningún daimon posee consideración alguna hacia los humanos, para los demonios los humanos son números, estadísticas, objetos reemplazables, no tienen ninguna empatía, y lo que les suceda a los humanos es considerado “daño colateral”, porque somos material descartable, su falta de empatía los hace inmunes al sufrimiento ajeno. Un daimon no puede ponerse en la piel o los zapatos de otros, para ellos somos simplemente un recurso natural renovable.


ç



Dolorosamente cierto....




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada