viernes, 10 de marzo de 2017

Auschwitz - La Gran Mentira (Holocuento)




1.- Bastaría con meter tanta gente en una habitación cerrada y sin ventilación, para que mueran en minutos, sofocados por falta de oxígeno. Añadan a esto la desesperación por sentirse morir.

2.- Debe ser sencillo comprobar la utilización de gases venenosos, pues quedarán vestigios en los muros, techos y pisos. (Que según se mira, aún existen).

3.- En el supuesto de ser gaseados, ¿Cómo ventilar adecuadamente aquella sala sin que el residuo del gas mate también a los encargados de retirar los cuerpos? Pues en el caso de usar equipo y mascaras antigas, haría mucho más lento el proceso. Imposible dedicarse a tiempo completo a esto, sin sufrir consecuencias físicas.

4.- ¿Cuanto trabajo resiste un individuo arrastrando cuerpos sin parar, descontando las horas de alimentos, baño, aseo, dormir, y jugar al futbol sin ningún remordimiento de conciencia? El tipo parece más un sicario de la CIA.

5.- El retirar, transportar y quemar la ropa que se quitaban, también representa mucho trabajo y dificultad, que lleva un tiempo igualmente enorme, (considerando que no la almacenaban). ¿Qué se supone que hacían con ella?

6.- El simple hecho de ser castigado por dudar del Holocuento, es suficiente prueba de su falsedad. Otra aberración de la ingeniería social que ahora nos impone la ideología de género.

7.- La ceniza resultante tanto de los cuerpos como de la ropa, equivale a un montículo fácil de detectar, aún cuando se encuentre bajo tierra. (A menos que lo hayan transportado a la antártida, pues aquí nada tiene lógica).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada