jueves, 9 de marzo de 2017

Relaciones Orquestadas.




Siempre hubo un elemento que no logramos comprender, algo que se nos escapa, algo menos evidente y oculto. No podemos concebir como propios ciertos actos, ciertos impulsos, ciertas situaciones, que muchas veces, sin querer, nos arrastran al caos. Ciertamente somos inocentes, y no somos conscientes de cuan profundas son las raíces que nos apegan a este suelo, cuan profundas son las causas que nos desvían a ese perpetuo y cíclico error. Es complicado ver y comprender ciertas causas, el azar, el infortunio o la casualidad nefasta ya no son excusa, esos procedimientos ya sabes que no operan en la realidad, que esas creencias, son solo para aquellos que prefieren no saber o viven acomodados en su propia ignorancia, pero para todo hay una explicación, y cuando buscas quieras o no, encuentras, e incluso para eso, para encontrar tienes que estar preparado, porque puede ser que lo que tanto ansias encontrar, no sea del todo agradable.

Siempre se han orquestado relaciones, padres que casan a sus hijas con el mejor partido. Padres que casan a sus hijos con aquella con la mejor dote. Matrimonios para conservar una línea de sangre, para preservar una herencia, unos títulos, un poder. Relaciones sustentadas en lo económico, en el estatus, en la apariencia, relaciones artificiales en las que los sentimientos, el amor, es solo algo secundario o inútil a los intereses familiares. El honor, la integridad, y otras múltiples excusas servían para amañar matrimonios, pero no solo la alta alcurnia alcahueteaba y orquestaba las relaciones de sus vástagos, el pueblo también creaba alianzas basadas en sus propios intereses. Tierras y ganado, solían ser el ansiado fruto de esas relaciones, hoy se ha reducido bastante el criterio, una nómina asegurada y un techo, es suficiente para que llegue el amor.

No nos engañemos, desde que empezamos a fijarnos en las personas del sexo contrario, como algo más que amigos, es muy sencillo ver como el éxito a la hora de ligar, no se basa tanto en el atractivo, como en los recursos disponibles. Todos hemos tenido el típico amigo con moto, que ligaba más que tú, a pesar de no ser precisamente más guapo o simpático que tú, pero este no es el tema que nos interesa. Si bien tenemos asumido y aceptado que hay distintos intereses no sentimentales que influyen en el éxito de una relación, si bien tenemos asumido que el amor no lo es todo, y si bien tenemos asumido que “no solo de pan vive el hombre” ¿Cómo nos podíamos imaginar que aquellos que operan en el reverso de nuestros sentidos, no influían también en nuestras relaciones?





Desde aquí he analizado ampliamente la toxicidad emocional dentro del seno de la familia, como seres queridos de nuestra propia sangre incluso, nos pueden llegar hacer la vida imposible. Toca ahora subir un nivel, toca ir al origen de todo esto, como el amor incondicional, que es el principio que genera la fundación de una familia, puede ser orquestado desde las sombras para que sea un maremágnum de emociones toxicas, someter a ciertas personas y encerrarlas durante toda su vida en una tortuosa condena.

Debo avisar que si aun pensáis que no existen las familias toxicas, que creéis que todo es un reflejo vuestro, que todo se trata de algo que no tenéis admitido o integrado, que es vuestra propia sombra no reconocida. Si aun vivís en este engaño que sustituyo la culpa judeo-cristiana, por el reflejo o la sombra nueva erista, os va a suponer un sobreesfuerzo comprender lo que voy a exponer a continuación, así que espero que leas con la atención debida para que no acabes matando al mensajero.

Como siempre el principio de toda causa, y más concretamente en esta, es la ignorancia de lo que somos. No sabes realmente quien eres ni el bagaje que arrastras, por lo tanto empiezas de cero y para ti todo el mundo es bueno. Gente por conocer, relaciones nuevas que iniciar, sueños que proyectar y finalmente una familia que fundar. Todos tenemos unas primeras relaciones, con las que se podría decir que aplicamos el método ensayo-error. Relaciones para las cuales somos o muy inmaduros, o demasiado pragmáticos, pero llega el día en que conoces a alguien que rompe tus esquemas y salen emociones de ti, que tu ni sabias que tenías, y ahí comienzan esa sucesión de relaciones estables, con las que se ira fraguando lo que finalmente será tu proyecto de familia.

Esas personas con las que inicias relaciones de pareja, “en teoría” son desconocidas, no tienen ningún vínculo contigo y prácticamente tenéis que adaptaros para tratar de sorprender, comprender y acomodar, vuestras vidas a las suyas. Al principio todo es bonito, pero ni siquiera sois capaces de entender como aquello que empezó tan bien, un buen día acabo como el rosario de la aurora, o ni siquiera acaba, y vuestra relación se perpetúa y se enquista en el victimismo o el constante y recurrente chantaje emocional. Es evidente que nada es fortuito, no es por vosotros, ni siquiera se podría decir que se acabó el amor, simplemente todo es así de caótico porque ese clima es requerido y potenciado para que así sea.

Sabemos, y poco a poco se va asumiendo que existen entidades que se benefician de estos climas emocionales, de ellos extraen energía, nuestra energía vital. La transforman en sustrato, pero también lo aplican para otras cosas, como mantener la mascarada en la que vives, o proyectar un imaginario manipulador, pero esto ya lo hemos tocado. Es una grandísima cantidad de energía y es útil, y aplicable a todo lo que sea requerido, no basta con fomentar un clima de desigualdad social, injusticia política, libertad sesgada o un sistema laboral esclavista. No basta con estar sometidos a un sistema injusto en el que se nos programe el miedo y la escasez, ellos saben que se nos puede exprimir más, sobre todo a muchos de nosotros que somos riesgos potenciales, riesgos para su sistema, pero que ni siquiera somos conscientes de ello.




Como no sabemos que somos, no sabemos cómo combatir, que herramientas tenemos para luchar, como podemos tumbar a nuestros opresores, y como liberarnos de nuestra amnesia. Somos un potencial, pero con una ignorancia ciega de lo que somos y lo que albergamos, tanto es así, que nos rebelamos contra aquellos que señalan nuestras cadenas, porque nos es más fácil vivir engañados que admitir lo que internamente siempre hemos sospechado.

Tenemos que tener claro que existen distintos tipos de humano, nuestra diferencia no se encuentra en nuestro color de piel, no se encuentra en nuestra religión, ideología o cultura, se encuentra en nuestra capacidad. Así es como ellos nos tienen etiquetados, la capacidad de rebeldía y la capacidad de sumisión. Todos los humanos con alma, somos rebeldes en potencia, todos nos rebelamos ante este sistema en algún momento en el pasado, y en el presente, según sea nuestro potencial así será nuestro sometimiento y el clima dramático con el cual se vayan tintando nuestras vidas. Solo aquellos que claudican y se someten acaban engrosando distintos tipos de papeles, y los que no solo se sometieron sino que se vendieron, son los que durante sus vida repiten constantemente este patrón, venderse por dinero, por fama, por comodidad, por estabilidad. Ya que son las cosas que no van a tener aquellos que se niegan y se rebelan, vida tras vida.

Luego están los recién llegados, o aquellos que tienen poca o nula experiencia aquí, así que están en observación/evaluación. Y por último están aquellos que solo son humanos en apariencia, pero dentro no albergan nada. Estos últimos suelen ser además, vehículos para albergar cualquier tipo de entidad, lo que también se conoce como Walk-In. Con estos ingredientes esos entes que se auto proclaman “guías” o que también se les conoce como señores del Karma. Orquestan junto con sus superiores jerárquicos, no solo tu reencarnación, sino que acuerdan contigo de forma coaccionada, aquellas cuestiones que implican el que tu tengas que sufrir, enfermar y volver a morir.

Dentro de esos “acuerdos” están integrados quienes van a entrar y salir de tu vida, algunos son viejos conocidos, otros solo son personajes secundarios puestos ahí, no hay nada al azar. Después agitan la coctelera y se van desarrollando los acontecimientos, o sea vives. La familia que tienes, los amigos que conoces, las parejas que te vas encontrando, tus hijos y posteriormente tus nietos. Todos forman parte de algo, todos tienen sus contratos y todos tienen sus propias características, algunos son rebeldes como tú, y pasan por vidas llenas de drama y sufrimiento, vidas donde todo lo que emprenden fracasa, vidas llenas de carestía y enfermedad. Otros se sometieron y juegan distintos papeles, intoxican de forma moderada, o simplemente son aquellos que tratan de moderarte, te aconsejan para que abandones tus sueños o censuran tu actitud.





Luego están los que llevan poco aquí y suelen ser colocados en grupos dentro de los cuales estén alejados de seres igual a ellos, son en esencia rebeldes inconscientes, que provocaran por su propia actitud inadaptada constantes conflictos. Tendrán por familia a seres sometidos o vendidos, rebeldes expuestos a mucha toxicidad y finalmente gente hueca que su única razón de existir es fastidiarle la vida al prójimo sea cual sea su condición, algunos solo cumplen esta función dentro de la familia, y fuera son personas moderadamente “normales” teniendo en cuenta la sociedad psicopática en la que viven, lo normal es ciertamente terrorífico.  

Es esencial que entiendas que esto que llamas despertar no es algo que haya surgido ahora de repente, por que lleguen energías cósmicas, o porque llegue el fin del Kali Yuga, porque los Hopi o los Mayas predijeran tal o cual cosa. Llevas cientos de años, quizás miles aquí haciéndote las mismas preguntas, tratando de rebelarte, tratando de escapar, unas veces rozando el éxito la mayoría la nada. Existen pruebas de que en la antigüedad ya nos hacíamos estas mismas preguntas y buscábamos liberarnos de estos mismos arcontes. Vida tras vida hemos sido atrapados o nos hemos sentido conmovidos por los que quedaron atrás. Los siglos de oscurantismo medieval, sirvieron para  mantenernos opacados, pero su propia codicia industrial sirvió para encontrar el recoveco para salir del letargo. Sea cual fuere la razón por la cual aún seguimos aquí no es porque no encontráramos las respuestas, sino porque no quisimos dejar nadie atrás.

Todas y cada una de nuestras vidas anteriores han sido un perpetuo sin sabor, vidas enteras sufriendo y mal viviendo. No te engañes, nunca has sido rico, nunca fuiste princesa, ni escribiste un solo renglón en la historia, jamás se esculpió tu nombre en piedra, y de tus antiguos restos no queda ya ni el polvo. Si fuiste honesto contigo mismo y no renunciaste a tu Ser, eso es lo que fueron tus vidas pasadas, en algunas de ellas encontraste respuestas, en otras te fuiste en blanco, pero nunca dejaste de Ser tú. Otros muchos sucumbieron al dolor, y permitieron seguirles el juego, solo para no perder contacto con los suyos, otros más débiles se vendieron y cambiaron de bando. Estos tras varias vidas a su servicio, fueron siendo recompensados con vidas cómodas, unas veces ricos, otras con cierto poder, pero nunca pertenecieron a la élite, solo disfrutaron de cierta comodidad y un puesto en la escala intermedia, tontos útiles.

Una vez que tienes este dato en tu poder, te das cuenta que tu vida actual es solo una réplica, un patrón repetitivo y absurdo. Quienes organizan esta mascarada, solo te quiere exprimir y someter, tenerte como un recurso que no cause molestias y se deje llevar. Es por eso que todo Ser con conciencia es implantado y controlado de forma etérica, es distraído, confundido y manipulado durante la noche. Es en esos periodos de sueños raros y confusos, donde se van reprogramando lo patrones, se añaden nuevas clausulas a tus contratos o se te aplican nuevos implantes. Si quieres puedes pensar que todo forma parte de un juego evolutivo en el que tú ordenaste todo esto para hacer la simulación más realista, este planteamiento es estúpido desde la raíz, y gracias a argumentos como estos, estamos tan perdidos como estamos. No viniste a evolucionar desengáñate, no podrás avanzar mientras tengas estos gatillos instalados en tu mente.

Las relaciones que te orquestan, la familia, amigos, compañeros, novios/as... ese flechazo de amor, no fue más que el fruto de un amaño, toda relación basada en una motivación irracional es orquestada, si no hay más que impulso compulsivo, pasional y visceral, no es por amor sino por inducción. Es evidente que muchos añoran sentir ese subidón, esa química que les impulsa a buscarse el uno al otro de forma instintiva y genital, esa mal llamada pasión es solo la embriaguez surgida tras el amaño, que al Ser lo deja en letargo y a la deriva de la ingesta de un coctel inducido. Tras esto llega la resaca, esta etapa pasional no dura mucho tiempo, simplemente porque no es natural, por eso nunca se recupera esa “pasión” porque nunca la hubo, solo reaccionaste a estímulos poco naturales. Cuando el Ser retoma su posición tiene la “opción” de rechazar esta manipulación, pero si no se es muy consciente, el plan sigue su curso. Una vez creado el lazo, entras en la vorágine y solo puedes intervenir, y sanar aquellos que reconozcas entre los tuyos, para salvar la conciencia de aquellos que solo son manejados, empujados al lado toxico, exprimidos, sometidos.

Aun no tenemos las herramientas para distinguir el trigo de la cizaña, distinguir al Ser sometido, del ente ocupando un cuerpo. Hay que tener en cuenta que estas personas huecas, sin alma, viven entre nosotros, trabajan, son nuestros padres, hermanos o hijos, y ya solo por eso, por esa etiqueta, estamos impedidos a profundizar, y ver lo que alberga ese humano en su interior, si alberga algún tipo de sentimiento o todo en ellos es una simulación, una mala imitación, lo que comúnmente llamamos “lágrimas de cocodrilo”. Que esto exista y sea posible es difícil de aceptar, y supongo que cualquiera lo negaría de plano, solo por cordura, pero con el tiempo las cosas encajan y solo es cuestión de hacerse las preguntas adecuadas para que por sí solas vayan llegando las respuestas correctas, unas veces a través de otros y otras por desgracia, viviéndolas en tus carnes.

Si unimos todos los ingredientes, tenemos seres sometidos por su gran potencial, conviviendo con seres rebeldes a los que tratan de someter, y una y otra vez se resisten a creer, se resisten a convertirse en algo que no son, a perder su esencia. Luego añadimos esos seres inocentes y sin experiencia, los cuales están en el punto de mira, observados, empujados a la constante confusión. El siguiente paso es meter gente hueca, y walk-in, estos necesariamente necesitan estar inyectando mala baba, o estar sometiendo a alguien, estas personas al no ser generadores de energía, necesariamente tienen que consumir la energía de otros, por eso se puede hacer el paralelismo con los vampiros energéticos, ellos necesitan consumir constantemente de alguien, son simuladamente sociales, pero solo están programados para el hostigamiento y el consumo energético de otros. Un planeta predador crea sistemas consumistas, es por ello que todo está orquestado para que el consumo sea visto como lo correcto.




Todos los seres según su potencial son fragmentados, su esencia es dividida y separada, para servir de generadores en diversos contenedores artificiales en dispersas ubicaciones, esto implica que el Ser encarnado este imposibilitado de recuperar sus memorias, y al ser reducido, impedir su capacidad para ampliar consciencia y someterlo más fácilmente, a través de creencias y conflictos emocionales, ignorante y confundido. Un Ser que no recuerda su origen y que apenas pende de un hilo, lo tiene difícil para reconectar no solo consigo mismo, sino que está imposibilitado para encontrar en sí mismo la conexión con el origen, algo tan innato y absoluto como el amor, acaba siendo transformado en un concepto relativo, materialista y posesivo. Lo que le induce a abrazar cualquier cosa que inconscientemente le recuerde a ese origen, a ese amor incondicional, aunque la persona ni siquiera sepa de qué se trata o de dónde le viene ese impulso. Es por eso que todas las creencias que existen, apelan a esa melancolía, a ese recuerdo de lo que fuimos, en forma de figuras angelicales, seres de luz, mezclando mentiras con medias verdades, imitando burdamente e invirtiendo falsamente todo lo que somos nosotros.

Una vez todos los ingredientes están dispuestos, todos los lazos contraídos, los papeles repartidos, los padres, los hijos y los hijos de los hijos van llegando, unos seres controlan a otros y unos personajes huecos y sin alma, o habitados por entes, se dedican a crear el clima emocional necesario para drenar esa energía. Luego el sistema hace el resto, culpa, miedo, deuda, un dios traidor y una eterna espera a un salvador que nunca llegara. ¿De verdad pensabas que estos arcontes solo se limitaban a obligarte a reencarnar? No, eres demasiado valioso, su existencia depende de su habilidad de mantenerte inerte, obtuso y amnésico, no creerías que solo se iban a limitar a esperar a que mueras.

Todo granjero conoce su ganado, y sabe cuándo y con quien cruzar a sus animales, en tu caso es igual, tus relaciones, las importantes, o al menos las que más huella te han dejado, han sido todas orquestadas, puestas ahí, para que tu cumplieras devotamente con lo esperado. Esto no quiere decir que no puedas revertir tus opciones, o incluso desbaratar por completo sus planes, de eso puedo dar fe. A veces, sin querer, aquellos seres sometidos ya sean padres, hermanos, pareja o hijos, que tenían en su contrato hostigarte, acaban aliándose a ti, una vez los has sanado (esto depende de ti y de lo consciente que seas). Esto no trata tanto de quitar implantes, o contarles toda una historia conspirativa, sino de hacerles tomar conciencia, hacerles ver el error, las consecuencias de su conducta, apelar al Ser no a la persona, su mente está controlada, pero su esencia puede revelarse y tomar protagonismo, es a ella a la que nos debemos dirigir, lo complicado es que no hay un método, si eres lo suficientemente intuitivo no lo necesitaras, pero si eres puramente racional, te queda mucho trabajo por delante.

Sanar a estas personas y al Ser que albergan, es la única forma de desintoxicar tu familia, es la única forma de des-orquestar todo lo orquestado, es lo único que necesitas para liberar a tus hermanos, y que ellos puedan iniciar su propia búsqueda, replantearse su situación y reescribir su sistema de valores. Es seguro que donde antes había toxicidad, mentiras y apariencias, ahora empezaran a aflorar sentimientos y emociones reales. En el caso de familias sanadas, los personajes huecos se alejan, crean un conflicto para justificar su marcha, e inyectaros una última dosis letal de culpa. Es complicado que la familia quede completamente sanada, por lo general el walk-in o el personaje hueco, al marcharse siempre se llevan consigo algún integrante al que engaña, para poder continuar parasitandolo. Su existencia se basa solo en esto, al tener menos energía que chupar, desplegara el catalogo victimista y chantajeante, a veces incluso aparentara indiferencia, todo lo que sea para que bajen la guardia aquellos que sanaron y recuperar el control.

Cuesta asumir que no tienes el total control sobre tu vida, cuesta asumir que no existe eso llamado destino, sino que todo forma  parte de un plan en el que tú, eres solo una efímera hoja arrastrada por unas circunstancias que te son ajenas. Mirar a los ojos a las personas es la forma de tratar entablar conexión con su alma, con lo que son en realidad. Da  igual quienes sean, da igual el papel que jueguen en tu vida, ellos están aquí por ti, y tu estas aquí por ellos, ninguno de vosotros lo sabe aún, pero pertenecéis a una familia donde si hay amor incondicional, una familia libre de influencias, libre de tóxicos, de contratos y de falso karma.

Para cambiar algo, lo que sea, hace falta querer cambiarlo, solo aplicando esta pequeña intención, el cambio se va a dar, porque ya operas por un bien común, y para eso solo hace falta amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada