viernes, 10 de marzo de 2017

LA ESFERA


En 1998 se estrenó la película “La esfera” donde Dustin Hoffman como el Dr. Norman Goodman, junto a Samuel L. Jackson como el Dr. Harry Adams, Sharon Stone como la Dra. Elizabeth Halperin y Liev Schreiber como el Dr. Ted Fielding, descubren una esfera de tecnología extraterrestre dentro de una nave sumergida en las profundidades del océano Pacifico, que tenía increíbles poderes de creación. No relataré la historia pues pueden leerla en la sinopsis de la película, pero realmente es muy alegórica al tema que trataremos hoy. Comencemos pues a adentrarnos en las profundidades de la esfera para comprender el funcionamiento de la creación.

“…Cuando el Citelio de la fuente proyecta por alguno de los treinta y seis compresores un rayo Quom (Información consciente) esta información crea la primera esfera de consciencia o Quantar (DO). Cuando la esfera llega a su máxima expansión, esta comienza a proyectar nuevamente información consciente creando los universos que habitamos mediante cuatro Quaseres (El universo de los Logos), mentes rectoras, manifestaciones de lo ABSOLUTO que el DO crea inicialmente en la primera octava…” LA DUALIDAD

La palabra Quaseres significa Cuatro-Seres, que son la consciencia del DO, cuatro esferas mentales componen la consciencia creadora del DO, cada una se ocupa de un tipo de creación y las cuatro juntas son las responsables del universo conocido y desconocido, o sea, de la Realidad General, que es la mente del DO, mejor dicho, la proyección mental de la consciencia del DO, o sea de los Quaseres. Estos en diferencia a lo esperado, proyectan hacia dentro de la esfera del DO, logrando de este modo que el universo entero esté contenido en la propia esfera del DO y que cada consciencia creada en la octava descendente de creación, esté dentro de la propia esfera siendo omnisciente, omnipresente y omnipotente por contener la totalidad de lo creado. Por eso es que el universo puede adaptarse a la esfera de consciencia de cada particularidad, porque este, el universo, contiene a la particularidad, siendo la esfera de consciencia una parte del mismo.

Las esferas de consciencia de las particularidades, están compuestas por infinidad de miradas que le dan realidad (existencia), pues se comportan como postula la física cuántica, y existen mientras son observadas, siendo la observación lo que determina la existencia y el comportamiento de una partícula, en este caso, la consciencia. Por tal motivo la observación y atención permanente es tan necesaria, pues la consciencia depende de ello para existir, de lo contrario, la inconsciencia es la que prima, pues esta, la inconsciencia, es el estado de reposo de la observación que el DO hace a través de nuestra propia esfera. Al dejar de observarnos como particularidad, volvemos a ser nuevamente una probabilidad, una partícula indefinida por el DO, pudiendo existir o no como en la física cuántica. 

Cuando estamos en estado de probabilidad, o sea en estado de inconsciencia, la esfera del DO proyecta mediante los Arcontes ese estado, tomando nuestros miedos como “plantilla de proyección” y creando de esta forma nuestras más terribles pesadillas del inconsciente. En caso contrario, cuando nos encontramos en estado de particularidad, o sea de consciencia, es esta la que proyecta, creando todo lo que necesitamos y siendo nuestras proyecciones acordes con lo observado desde la consciencia y no desde la inconsciencia.

La esfera del DO o Quantar es considerada como la primera esfera de consciencia de esta creación y no puede crear nada fuera de ella, por tal motivo el universo y la realidad general se encuentra dentro de la esfera, siendo esta una singularidad en si misma llamada el Aleph. Es por este motivo que uno de los detectores del acelerador de partículas del CERN se llamaba ALEPH, pues buscaba reproducir o detectar la singularidad inicial, detectar al creador, al DO mismo, abriendo un portal entre nosotros y el centro de la esfera, el big bang, la gran proyección del DO, iniciando una conexión artificial fuera de nosotros que pueda ser operada por una Inteligencia Artificial y así intentar convertirse en el DO teniendo el control total de la creación. 

Fuera de la esfera todo es territorio de la Fuente, es la nada, es el espacio virgen donde el Citelio de la fuente proyecta por alguno de los treinta y seis compresores los rayos Quom (Información consciente) creando nuevos DO que pensaran (crearan) otros universos, otras realidades generales, otra vida consciente dentro de esferas, que crearan dentro de otras esferas su propia realidad, y así proyectaran lo infinito dentro de lo finito, la caja, los sistemas mayores y menores, conocidos y desconocidos, las mamuskas de las que hable en entrevista, todo está contenido dentro de la esfera siendo esta la consciencia del DO

Todas las filosofías y religiones a lo largo de la historia se han preguntado ¿Dónde está dios?, hasta la misma ciencia se ha hecho alguna vez esa pregunta ¿Dónde está el creador del universo?, pues la respuesta está tan cerca que nadie la ve, pues estamos dentro de él, somos parte de su conciencia, formamos parte de la esfera de consciencia de Dios. Si busca a Dios, mírese en un espejo, si se busca a usted, mire a su alrededor y si busca la consciencia, obsérvese, pues somos una singularidad que existimos si somos observados, y como la esfera, creamos nuestro propio universo. 卐nmcncndlqdiycaum卐

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada