martes, 29 de noviembre de 2016

La Terrible Historia de Montgomery | Amor de Internet termina mal

Este vídeo me hace recordar aquel dicho que reza "nada es lo que parece". Un dicho que aplicado en todos los ámbitos de nuestra existencia se refleja en las acciones y el desenlace de la historia de estos protagonistas, haciéndome comprender aquel otro dicho de "caras vemos, corazones no sabemos" pues muchas veces nos guiamos por las apariencias, cuando la realidad es otra muy distinta. En este juego de mascaras, inocentes pueden morir... pero mejor vean el vídeo para comprender como las apariencias pueden ser mortales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada